Café “Había una vez” y sus galletas de canela

Buscando los famosos y tan de moda macarons, fue como llegué a la página web del café Había una vez que está en providencia.

El local está a la salida sur-poniente del metro Pedro de Valdivia y a pesar de haber pasado mil veces antes por ahí no lo había visto (y me dijeron que están como hace 4 meses).

Mi idea original era pasar a tomarme un café y servirme un macarons para hacer hora entre trámites, pero debo decir que cuando llegué al local me decepcionó un poco y no me dieron ganas de quedarme ahí tomando café, osea, no me malentiendan, el local no tiene nada de malo, es limpio, amplio, huele exquisito y las vendedoras son amables, pero el lugar no tiene mesitas sino que una barra larga, alta y mirando hacia afuera lo cual no lo hace nada acogedor y menos para hacer hora, eso me dió mucha lata.

Lo que sí me gustó son las vitrinas donde exhiben los pasteles, sandwiches, queques, panes, etc., pero creo que por lo menos a las preparaciones que tienen nombres extraños o no son tan conocidos para el resto de los mortales como yo sería bueno poner en el mismo cartelito donde va el nombre y  precio, en letra más pequeña una referencia de los ingredientes que lleva.

Bueno, finalmente me compré 2 macarons, 1 paquete de galletas de canela y 1 daqucoise, cual de todas las cosas más exquisitas (lamentablemente me olvidé de tomar fotos a macarons y daqucoise).

Los macarones no los había probado antes así que no tengo parámetro de comparación, pero los encontré muy ricos, compré uno de arándano (morado) y otro de frutilla (fuccia), muy ricos, se sentía el sabor a almendra, la textura era muy suave y el relleno en su punto exacto, estos costaban $600 c/u, la verdad es que para el precio los encontré bastante pequeños (como 4 cms de diámetro), pero como quería salir del empacho los compré igual.

El daqucoise es un merengue horneado, firme por fuera, humedo por dentro, relleno con crema al cafe y praline de almendra (textual de página web), bien rico, pero me quedo con los macarons, me costó $600.

Y las galletas de canela fueron las que cautivaron mi atención ya que nunca había probado algo parecido, tienen una textura super extraña media harinosa super parecida a la de las castañas, incluso el sabor muy similar, es raro como para ser una “galleta”, pero a mí que me gustan mucho las castañas me gustaron estas galletas. Vienen cubiertas de sésamo y de canela, en el paquete vienen 12 y me costó $1.300.

Ahora espero poder concretar pronto mi visita al local de Patronato, que por lo que se ve en la página web es más acogedor que el de providencia.

Pueden verlo aquí.

2 pensamientos en “Café “Había una vez” y sus galletas de canela

    • Sabes que no sé pero en la página web del café sale un número de teléfono, podrías preguntar y me cuentas porfa
      Me gustó mucho tu blog, te visitaré seguido, te espero por acá también🙂

Y tú qué opinas??

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s