Tienda Planta Maestra, productos naturales y orgánicos.

Algunos ya lo saben, bueno, otros no, pero les cuento: mi hija tiene alergia alimentaria, varias en realidad, pero la principal y más “terrible” es la  APLV (alergia a la proteína de la leche de vaca), por lo mismo me he visto en la necesidad de tenerla desde muy pequeña con una dieta especial, que descarta por completo cualquier alimento que contenga leche, lo que al escucharlo de buenas a primeras suena fácil y bonito, pero que en la práctica no es tan así, ya que practicamente TODOS los alimentos procesados que venden contienen leche, entre ellos: galletas, pan envasado, colados, jugos, cereales, snacks, embutidos, pollo o carnes, etc…para no creer, cierto?, es cosa de comenzar a leer las etiquetas y darnos cuenta que hasta los que menos pensamos contiene leche, o suero de leche, o grasa de leche, o leche hidrogenada, pasteurizada y un laaaargo etc. o la advertencia de que el producto ha sido procesado  en equipos que también procesan leche.

Bueno, producto de ésta circunstancia fue que comencé a buscar productos más naturales, pero ricos para que pudiera comer mi hija y que su alimentación siga siendo sana pero no tan aburrida.

Sigue leyendo

Anuncios

Qué te pasó Marcela Serrano??… Diez Mujeres

Primero que nada no me las quiero dar de muy entendida en literatura ni nada por el estilo, sólo soy una persona que adora leer, de todo, pero sobretodo novelas.

Una de mis autoras chilenas favoritas era Marcela Serrano, me he leído casi todos sus libros, tengo varios de ellos, he regalado y recomendado otros a mis amigas, y siempre la había encontrado seca, muy entretenida, bien informada, y que sus personajes femeninos trataba temáticas más allá de las mujeres.

Pero debo decir que su último libro “Diez mujeres”, me decepcionó…bastante, no quiero decir con ésto que sea malo, pero encuentro que no está a la altura de los otros que tiene.

Para que se hagan una idea y aquí se vienen algunos spoilers; se trata de la historia de 10 mujeres, sí el título lo dice, y la historia de cada una de ellas es bien interesante, pero habría sido más interesante que estas historias se entrelazaran, no que solo se conectaran por tener a la misma doctora en común, es casi como leer 10 mininovelas, pero con un desarrollo a medias, porque justo cuando quieres saber más de esa mujer que estás leyendo, la historia termina y empieza la de la siguiente mujer. Además la que hace como de narradora es la más forzada y con una historia totalmente rebuscada y fome.

En fin, es mi humilde punto de vista, pero ojo que he leído todas las novelas anteriores, así que tampoco estoy dando una opinión antojadiza, aunque como dicen “en gustos no hay nada escrito”, y puede que a más de alguien le haya encantado este libro, pero por lo menos yo paso.

Si quieren nunca han leído nada de Marcela Serrano les recomiendo; El albergue de las mujeres tristes, Antigua vida mía, Para que no me olvides y Nosotras que nos queremos tanto.

Las excusas agravan la falta, pero…

Mis queridas lectoras, les debo una disculpa por ausentarme tanto tiempo y como dice el título del post, sé que a veces las excusas agravan la falta, pero en éste caso prefiero compartir con ustedes qué me ha tenido tan ocupada.

Sigue leyendo

Los imprescindibles de mi cosmetiquero

 

Tengo varios cosmetiqueros porque soy fan de los maquillajes, pero esta vez específicamente hablaré del cosmetiquero que llevo en la cartera.

Primero que nada el cosmetiquero tiene que ser pequeño, liviano pero con gran capacidad y que no abulte, si , a veces es complicado dar con el adecuado, pero existen.

El que tengo actualmente es uno Kimidoll porque estoy media obsesionada con estas chinitas, pero además tiene un muy buen tamaño y aunque caben muchas cosas es medio rígido por lo que no se poner gordo con todo lo que le meto.

Y bueno, aquí dentro la estrella obviamente es el espejo, desde que tengo memoria siempre he andado con un espejo, en serio, en el colegio no recuerdo un día en que no me mirara en mi espejo o que alguien me lo pidiera. El que tengo para la cartera tiene 2 espejos uno normal y otro con aumento, también es Kimidoll y aunque me encanta debo reconocer que no es muy buena calidad ya que ese plástico donde sale la chinita a los pocos día de haberlo comprado tenía despegada una punta, y cuando lo fuí a cambiar me fijé que estaban todos iguales, así que me lo dejé igual (y no me salió barato).

Llevo también mi rubor Mac (el de tapa negra), para cuando ando muy pálida, un bálsamo labial sin color (Burt’s Bees)para cuando se me secan mucho los labios, un brillo labial con color (Burt’s Bees), y un labial (Biotherm), como pueden notar, tengo uno para cada ocasión jejeje.

Otro infaltable es mi delineador de ojos negro (Lancome), ya que hay veces en que es necesario retocar un poco los ojos, sobretodo después de un agotador día de pega.

También llevo crema de manos, Avojuice para después de lavarme las manos, o la Natura de Castaña para cuando tengo las manos muy resecas.

Como usé mucho tiempo lentes de contacto me acostumbré a tener siempre, siempre mis lágrimas artificiales, ya que quienes hayan usado saben lo atroz que es que te entre una minúscula partícula al ojo y lo terrible que es no tener las famosas gotitas, bueno, desde ese tiempo que aplico las lágrimas cuando me cae alguna basura al ojo, aunque ahora ya no necesito los lentes.

Y por último cosas prácticas como protectores diarios, parches curita, pastillas, alfileres de gancho.

Quizás pueda parecer una exageración pero les juro que no hay dia que no ocupe todo esto.

Y ustedes, qué imprescindibles tienen??

 

Mis Recetas infalibles: Queque o muffins de arándanos

Qué mejor que comer algún antojito dulce en estos días de frío, y sobretodo cuando lo podemos hacer con nuestras propias manos y a nuestro gusto.

Bueno, cuando estuve embarazada me dió por comer muffins de arándanos, y como el antojo me venía seguido decidí empezar a hacerlos yo misma y les aseguro que quedan bastante ricos, nada que envidiarle a los de ninguna pastelería o quequería.

*Sé que hay miles de recetas más o menos complicadas, preparaciones más sofisticadas, etc. pero por lo menos ésto es lo que a mí y mi horno nos funciona perfecto.

Sigue leyendo

Purelan 100 de Medela crema para los pezones

 

Yo creo que todas quienes hemos sido mamás, sobretodo primerizas hemos pasado por la experiencia de tener los pezones heridos, agrietados o lesionados, ya sea porque nuestra piel es delicada, o por la mala postura del bebé o porque succiona muy fuerte o a cada rato, etc, etc, etc.

Bueno, por la razón que haya sido lo mejor y más recomendable, y hasta salvadora (por lo menos para mi) ha resultado esta cremita que en un par de horas hace su milagro regenerativo.

Yo la conocí cuando me la dieron en la misma clínica, casi al mismo momento en que me entregaron a mi guagua por primera vez. Y claro, una no imagina lo que se viene, por lo menos yo siempre me imaginé que todo el proceso de amamantar fluía de manera hermosa y sin dolor, pero claro que al principio no es así y bueno, es normal que en un comienzo duela mucho o hasta se rompan los pezones.

Por lo mismo esta cremita resulta tan salvadora y en mi caso indispensable. Yo la aplicaba después de cada toma, y  lo mejor es que no requiere enjuague ya que no es tóxica para la guagua por ser de ingredientes naturales, específicamente lanolina (cera natural producida por las glándulas sebáceas de algunos mamíferos).

Yo me compré el formato grande (37 g) y le saqué el máximo de provecho los primeros meses, luego cuando se me acabó compré la pequeña (7g)  para casos de emergencia. Pero recomiendo mil veces comprar el formato grande ya que aunque es cara, sale mucho más a cuenta.

La verdad es que la textura no me gusta para nada, es muy espesa y media pegajosa, además si tiene contacto con la ropa la deja aceitosa, por lo que es imprecindible usar absorventes de leche o algún tipo de protección. No tiene aroma, pero la recomiendo a ojos cerrados

Lo venden en farmacias y los precios aproximados son de $7.000 la de 7 g y $13.000 la de 37 g.

Café “Había una vez” y sus galletas de canela

Buscando los famosos y tan de moda macarons, fue como llegué a la página web del café Había una vez que está en providencia.

El local está a la salida sur-poniente del metro Pedro de Valdivia y a pesar de haber pasado mil veces antes por ahí no lo había visto (y me dijeron que están como hace 4 meses).

Mi idea original era pasar a tomarme un café y servirme un macarons para hacer hora entre trámites, pero debo decir que cuando llegué al local me decepcionó un poco y no me dieron ganas de quedarme ahí tomando café, osea, no me malentiendan, el local no tiene nada de malo, es limpio, amplio, huele exquisito y las vendedoras son amables, pero el lugar no tiene mesitas sino que una barra larga, alta y mirando hacia afuera lo cual no lo hace nada acogedor y menos para hacer hora, eso me dió mucha lata.

Lo que sí me gustó son las vitrinas donde exhiben los pasteles, sandwiches, queques, panes, etc., pero creo que por lo menos a las preparaciones que tienen nombres extraños o no son tan conocidos para el resto de los mortales como yo sería bueno poner en el mismo cartelito donde va el nombre y  precio, en letra más pequeña una referencia de los ingredientes que lleva.

Bueno, finalmente me compré 2 macarons, 1 paquete de galletas de canela y 1 daqucoise, cual de todas las cosas más exquisitas (lamentablemente me olvidé de tomar fotos a macarons y daqucoise).

Los macarones no los había probado antes así que no tengo parámetro de comparación, pero los encontré muy ricos, compré uno de arándano (morado) y otro de frutilla (fuccia), muy ricos, se sentía el sabor a almendra, la textura era muy suave y el relleno en su punto exacto, estos costaban $600 c/u, la verdad es que para el precio los encontré bastante pequeños (como 4 cms de diámetro), pero como quería salir del empacho los compré igual.

El daqucoise es un merengue horneado, firme por fuera, humedo por dentro, relleno con crema al cafe y praline de almendra (textual de página web), bien rico, pero me quedo con los macarons, me costó $600.

Y las galletas de canela fueron las que cautivaron mi atención ya que nunca había probado algo parecido, tienen una textura super extraña media harinosa super parecida a la de las castañas, incluso el sabor muy similar, es raro como para ser una “galleta”, pero a mí que me gustan mucho las castañas me gustaron estas galletas. Vienen cubiertas de sésamo y de canela, en el paquete vienen 12 y me costó $1.300.

Ahora espero poder concretar pronto mi visita al local de Patronato, que por lo que se ve en la página web es más acogedor que el de providencia.

Pueden verlo aquí.